2014/10/30



En la reunión de ayer de la empresa con el comité, la empresa informo básicamente de la situación en la que nos encontramos ante Mercedes y las medidas que plantea tomar. Teniendo en cuenta que los niveles de calidad y entrega de pieza actuales son pésimos, Mercedes, a día de hoy, nos considera como proveedor crítico de nivel 1, y teniendo en cuenta que a partir de noviembre la cadencia de VS20 sube de manera importante exige un plan de contención que reconduzca  la situación. Mediante este plan la empresa debe demostrar de manera inmediata la agilidad suficiente para dar vuelta a la situación actual, los resultados se volverán a valorar la semana 50.

Dicho plan de contención, consiste en un plan de mejoras técnicas (en todo el proceso desde la puesta a punto de utillajes, estampación, ensamblado…) así como de nuevos métodos de trabajo (incrementando la plantilla) a la hora de la verificación de piezas. Y para poder poner todo esto en marcha nos dicen que esta semana se han incorporado 16 personas y que próximamente se incorporarán otras 19 para poner a 4 relevos equipos de L11, lavadora de troqueles, 2 montadores por equipo y las dos chapisterías. También entrarían los jefes de equipo de  láseres.

Y todo esto que plantean tiene un periodo máximo de respuesta, si para el 15 de enero no se consigue una situación de normalidad, literalmente, nos dicen “que nos jugamos mucho” con Mercedes.

Hasta aquí informamos de lo que nos ha expuesto hoy la empresa. A partir de aquí la primera reflexión que hacemos, aunque no sea la más importante sí denota una actitud, es que no es serio que ante una información tan importante en la que se dice a los representantes de la plantilla que nos estamos jugando el futuro, no esté el gerente.

Pero la reflexión fundamental es que a todos nos interesa salir de esta situación, pero la  empresa tendrá que empezar por buscar responsabilidades entre su dirección, ya que son ellos, quienes sumidos en su autismo en ningún momento han hecho caso a lo que todos veíamos  y veníamos denunciando. Este vehículo no es el primer lanzamiento que afronta esta plantilla y desde que empezó la puesta a punto del VS20 hemos venido denunciando la falta de organización, medios técnicos y humanos, algo que ha sido negado por la dirección. La forma de trabajar se caracteriza por poner parches a los problemas (técnicos y de personal)  y  a pesar de las infinitas reuniones, en el individualismo  del  “búscate la vida” del día a día.

Y ojala nos equivoquemos, pero el plan de contención puede terminar siendo un ejemplo más de todo lo anterior. Y es que de un día a otro se nos presenta unas formas nuevas de trabajar, en muchos casos todavía sin definir, en algún caso dudamos que se pueda llevar a cabo, y lo que es más grave sin contar con la opinión de los directamente  implicados.  ¿Cuál es el objetivo, buscar soluciones o poner un parche ante Mercedes?.

No es serio que por una parte se ponga un llamado plan de contención en el que dicen poner medios y por otra, a pesar de la crítica situación,  sigamos con las viejas maneras informando que se quita el 4º relevo en el mantenimiento de VS20 o diciendo que a pesar de que en el mantenimiento de estampación los medios son limitados serán suficientes.

Hemos trasladado muchas veces a la empresa que la organización no puede estar basada en la improvisación y la racanería. Hasta que le han visto las orejas al lobo no ha hecho caso y aun así pensamos que se sigue improvisando. Frente a lo anterior, creemos que es fundamental unas formas de trabajar basadas en el conocimiento de la plantilla (no solo de unas elites que en muchos casos están de paso), con medios técnicos y con estabilidad en la plantilla.

Y para terminar, queremos centrarnos en el punto de la estabilidad de la plantilla y los equipos de trabajo. Estamos convencidos que si hoy somos menos competitivos que hace unos años en parte también se debe a que se han destrozado todos los equipos de trabajo, utilizando a los eventuales como meros apagafuegos, en los que hoy te necesito y mañana no. Desde LAB hace tiempo que pedimos a la empresa un plan integral que establezca la necesidad de plantilla y un tratamiento lógico y ordenado de la eventualidad, que además de ser más justo para los eventuales seguro que también redundaría en la mejora de los procesos productivos.

En definitiva, esta es la situación que nos han planteado y su posible “solución” (plan de contención).   

Está claro que a todos nos interesa salir de esta situación, pero dando medios y confianza en la plantilla y no poniendo puntos verdes en los paneles que tapan las miserias diarias.  Que salga bien puede ser labor de todos, pero responsabilidad de la dirección que nos ha llevado a esta situación.
Urriaren 30

iruzkinik ez: